Viajar en avión con perro

Viajar en avión con perro

Todo lo que debes saber para viajar en avión con perro

Aquí va la lista de consejos para viajar en avión con perro:

Comprobar los requisitos de la aerolínea

Todas las aerolíneas tienen alguna desventaja cuando las comparamos con otras. Ya sean más conocidas, low cost o algunas desconocidas de otros países. No todas las compañías aceptan animales de compañía y, las que si lo hacen requieren diferentes aprobaciones dependiendo del animal, raza, peso, etc.

La única recomendación que podemos hacer es que visites la página web de la compañía aérea con la que vas a viajar. También puedes llamar al servicio de atención al cliente para que resuelvan tus dudas que no aparezcan en la web. Eso sí, es más que probable que tu vuelo aumente en gastos, ya que tu perro tendrá su propio billete.

Documentación del perro

Tú no eres el único pasajero que va a necesitar pasaporte, tu amigo de cuatro patas también lo necesitará.

Si ya lo tienes, es algo bastante normal. El veterinario suele expedir el pasaporte del perro cuando le ponen el chip, ya que en este pasaporte aparece el historial médico del animal.

Por ejemplo: para viajar en avión con perro en Europa, sólo necesitarás el pasaporte de tu mascota. En cambio, si viajas a Estados Unidos tendrás que llevar un certificado del veterinario y otro del Ministerio de Agricultura.

viajar en avión con perro

Preparar el viaje con tiempo

Hay que tener en cuenta el consejo anterior. Si no tenemos la documentación de nuestra mascota, tendremos que ir al veterinario para que nos facilite el pasaporte.

También hay que pensar en cómo es nuestro perro. Es posible que nunca haya viajado en transportín y se sienta incómodo. Ayúdale a que conozca mejor el lugar donde va a estar metido durante el tiempo del vuelo.

Una de las recomendaciones es llevarlo en un asiento del coche dentro del transportín. Después, dar otro paso y llevarlo dentro del maletero, ya que es lo más similar a una bodega de avión en cuanto a movimiento y ruido.

Por ello, es más que recomendable comprobar que el transportín es adecuado para su tamaño. El animal puede pasarlo muy mal si está en un transportín muy pequeño.

Cuidado con la comida

Dependiendo de la hora del vuelo, hay que intentar que coma lo más mínimo unas horas antes del viaje. Como pasa con los humanos, si comemos mucho o bebemos demasiado antes de un viaje necesitaremos parar o inluso puede que nos encontremos mal.

Siempre que vayamos a viajar en avión con perro, lo mejor que podemos hacer es racionarle un poco la comida un par de horas antes y darle un paseo para que haga sus necesidades.

Tener en cuenta la temperatura

El aire acondicionado puede jugarnos una mala pasada a todos. Si además es viajar en avión con perro, peor. Los cambios de temperatura para un animal que tiene poco movimiento dentro de un transportín son bastante malos. Lo mejor que se puede hacer es llevar o meter una pequeña manta dentro por si lo necesita.

Más consejos en el blog.

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial